cerrar cerrar

Foco en: Jo Escudero, Directora Ejecutiva de Ronda Chile

6 de Junio, 2018
Comunicaciones Fundación Colunga

“El haber entrado a ColungaHUB detonó lo que estamos creando hoy día”

¿Cómo llegaste a la sociedad civil?

Tengo 32 años, soy mamá de Lucas de 9 años, y a los 28 comencé una búsqueda espiritual. En ese minuto era Subgerente de Negocios en Rentas Falabella, manejaba los espacios inmobiliarios de Falabella. Comencé a trabajar mi espiritualidad a través de distintas formas, y una de las formas era el coaching. Ahí descubrí que tenía una necesidad, la de servir. Fue así como nace Ronda. Tenía la idea de crear un concurso de belleza para niñas con discapacidad, que había visto en Estados Unidosy empecé a reclutar gente para ese sueño. En esa búsqueda de ponerle nombre al concurso, un publicista, que hoy día es parte de los cofundadores, nos dice que esto se llama Ronda, y que Ronda es confiar, es creer, es tomarnos de la mano en una ronda por un objetivo mayor que el que cada uno tiene. Ahí entendimos que éste no era un concurso de belleza, que era algo mucho más grande, más profundo, que era un llamado colectivo a transformarnos, y que teníamos la posibilidad de cambiar la mirada respecto a lo diferente. Así es como salí de Falabella y me fui en esta locura, que me sacó completamente de mi zona de confort. Y lleva funcionando desde el año 2014.

¿En qué están trabajando actualmente?

Ronda ha sido parte de un movimiento telúrico a nivel país, respecto a cómo nos vemos como sociedad.  Principalmente en la discapacidad hoy estamos en un punto de inflexión. El primero de abril de este año partió la ley 21.015, que exige a las empresas sobre 100 o más trabajadores, contratar al 1% de su planta con discapacidad. Hoy estamos enfocados 100% a ayudar a las empresas, a transformarse en inclusivas desde su ADN, para que la contratación de las personas con discapacidad sea orgánica. A su vez, generar un proceso de empoderamiento al colectivo con discapacidad, para que esté dispuesto a tomar estas oportunidades, y hacer parte como un ciudadano que tiene tanto derechos como deberes. Así mismo trabajar en romper paradigmas y mitos en las familias de las personas con discapacidad, que son la primera gran barrera. Hoy día se estima que en el sector privado se van a abrir 7.600 plazas de empleo en los próximos años, pero esa gente no está empoderada y lista para trabajar.

¿Cuál es su mayor desafío 2018?

Nuestro gran proyecto fundacional es crear el primer centro de reinserción sociolaboral para personas en situación de discapacidad en Latinoamérica y en Chile. Después de darle muchas vueltas al modelo, hoy entendimos cómo requería ser. Son 1.300 millones que necesitamos para trabajar dos años y llegar a 216 personas de forma directa. 72 personas con discapacidad, 36 al año, y dos personas de su entorno cercano van a ser intervenidas. Lo más revolucionario de este proyecto es que la herramienta principal es el coaching, porque lo que queremos lograr es romper esas barreras psicosociales que las personas con discapacidad y su entorno han generado, y que hoy día no permiten que ellas se empoderen y sean autónomas. Es un proyecto que va a abarcar, en una primera etapa, a personas con discapacidad física o movilidad reducida, y a personas con discapacidad sensorial. El resultado es que van a poder quizás estudiar, trabajar, emprender, viajar, no lo sabemos, pero va a impactar directamente en la vida de sus cuidadores también, porque ese cuidador tiene que resignificar su rol, y también queremos que se empodere y salga adelante. Esto no existe en ninguna parte de Latinoamérica. Lo vamos a abordar del lado cultural, ya que queremos que realmente se genere una inclusión.

¿Cómo ha sido su experiencia en ColungaHUB?

Nosotros llegamos a Colunga en abril de 2016, sin ningún peso. Estábamos llenos de ideas, pero sin nada concreto, nada estable. Postulamos y fue difícil entrar, porque el HUB en ese minuto estaba más enfocado en educación, y nosotros éramos inclusión. Logramos que nos aceptaran y a los diez días de entrar, comenzó nuestra primera alianza con Cencosud, y transformamos al Costanera Center como el mall más inclusivo. Luego cerramos una alianza con Claro, hicimos más activos los Color Run. Siempre voy a atribuir el estallido de Ronda el haber entrado a ColungaHUB. Entramos con dos puestos en una mesa de trabajo y hoy tenemos una oficina con 15 personas contratadas. El haber entrado a ColungaHUB detonó lo que estamos creando hoy día. Yo doy gracias al HUB porque siento que fue ese espacio de transformación y creación el que nos dio resultados extraordinarios. Siempre hemos tenido una red de apoyo, de información, de colaboración, que ha permitido que Ronda esté hoy bien posicionado.

Últimas noticias