Cuentos para Despertar: La campaña que advierte sobre los efectos de la pobreza en niñas, niños y adolescentes en Chile

24 de Diciembre, 2020
Comunicaciones Fundación Colunga

Cuentos para Despertar es el nombre de la campaña que busca visibilizar la situación de vulnerabilidad en la que viven niñas, niños y adolescentes en Chile, la que se ha agudizado producto de la pandemia, y plantea la necesidad de establecer un Piso de Protección Social para la infancia que permita asegurar sus derechos básicos. Esta iniciativa se suma a la campaña La Otra Distancia Social, realizada en agosto pasado.

La campaña Cuentos para Despertar es impulsada por el Centro Iberoamericano de Derechos del Niño (CIDENI)ColungaUNICEF, el Hogar de Cristo y el Núcleo Milenio para el Estudio del Curso de la Vida y la Vulnerabilidad (MLIV) forma parte de la investigación Nacer y Crecer en Pobreza en Chile que están realizando estas instituciones. 

El nombre de la campaña hace alusión a los cuentos tradicionales que se leen a niñas y niños antes de ir a dormir para transmitirles tranquilidad e inducir el sueño. Sin embargo, esta serie de cuatro cuentos van dirigidos a despertar la conciencia de los adultos y adultas sobre los efectos que tienen en la vida de las niñas, niños y adolescentes (NNA) vivir en situación de pobreza y vulnerabilidad. Cada cuento aborda temas sociales y económicos que afectan el desarrollo de la infancia y adolescencia. Todos hacen un llamado a crear un Piso de Protección Social que le garantice a las NNA acceso universal a salud, alimentación, educación y vivienda.

Para más información pincha aquí

Últimos comunicados

Direcciones ejecutivas del ColungaHUB se reúnen para reflexionar sobre el protocolo de #ZonaLibreDeViolencia

Fondo de Respuesta Comunitaria impactó directamente a más de 50.000 personas: Casi el 90% de los proyectos se centraron en alimentación, agua y suministros para enfrentar las consecuencias de la crisis del COVID-19

Fondo de Respuesta Comunitaria cierra con una reunión virtual en la que participaron casi 200 personas